El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha valorado la gestión de la agricultura de regadío como herramienta para garantizar la recuperación de la soberanía agroalimentaria.


Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en el marco del V Foro del Regadío de Extremadura, en Almendralejo, donde además ha hecho una apuesta indiscutible por la modernización y la gestión del agua en el regadío. ‘En Extremadura, el 60% de la superficie regada se realiza por un sistema de riego por goteo, lo que demuestra el esfuerzo que el sector primario extremeño ha realizado por garantizar una mayor eficiencia en el uso del agua’.

Durante su intervención, el presidente extremeño ha cuestionado que a lo largo de los últimos 25 años haya habido momentos en los que la Política Agraria Comunitaria no apostara por un modelo productivo que ofreciera garantías y producciones de calidad. ‘Ha bastado un conflicto como la invasión de Ucrania para darnos cuenta de que no tenemos ni trigo, ni maíz, ni girasol, ni capacidad para dar una respuesta al mercado del cereal’. Por ese motivo, Fernández Vara ha afirmado que es el momento de decir en Europa que ‘hay que dejarse de teorizar y sentarnos a hablar de las cosas de comer’. En ese sentido, ha recordado que debemos pensar en un planeta que reclama garantías para la producción de alimentos ‘y en el que es clave reflexionar sobre la importancia que el agua tiene para garantizar el desarrollo de esta actividad’.

Dentro de ese escenario, el presidente de la Junta no comparte que una región como Extremadura, que es el territorio que ofrece más capacidad de agua embalsada, se encuentre con dificultades para llevar a cabo el desarrollo de proyectos que contribuyan a generar producciones agrarias en mayor volumen, de mayor calidad, y más competitivas. Para lograrlo, el mandatario autonómico asegura que hay que afrontar los grandes retos que España y Europa tienen a futuro. ‘Hay que poner sobre a mesa un debate serio en el que se ofrezcan soluciones conjuntas. En ese camino tenemos aún problemas por resolver. Y en ese debate, la Europa urbana tiene que entender y descubrir a la Europa que le da de comer, la Europa rural, la de los pueblos’.

Fernández Vara apuesta por una estrategia conjunta y reclama soluciones a otros problemas como el cambio climático, donde Extremadura está desarrollando políticas que favorezcan la generación de energías renovables. ‘Pero eso no debe hacernos olvidar el otro gran problema que es el hambre en el mundo (…) ¿Quiere Europa recuperar la soberanía perdida en muchos sectores? ¿Quiere Europa contribuir a que no haya hambre en el mundo para que no haya una inmigración masiva? Las respuestas a estas preguntas nos deben hacer pensar las políticas que debemos hacer en el futuro’. Para avanzar en este ámbito, el presidente extremeño insistió en la necesidad de seguir llevando a cabo un plan de inversiones que favorezca la modernización del regadío y contribuya a consolidar un modelo productivo que permita recuperar la soberanía agroalimentaria.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.