La directora general del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), Estela Contreras, ha participado este jueves en la inauguración de las «III jornadas Prevención y sensibilización sobre la trata con fines de explotación sexual» organizadas por la asociación APRAM y celebradas en la Casa de la Mujer de Badajoz.


Este evento está financiado por el IMEX e incluido en el proyecto de APRAM para avanzar en la prevención y la sensibilización contra la trata mediante una campaña entre la población joven y las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual y mujeres prostituidas.

Estela Contreras se ha mostrado convencida de que la Junta de Extremadura es abolicionista y, por ello, ha abogado por defender los derechos de las víctimas y condenar y penar a proxenetas y consumidores de prostitución, ya que «no hay trata sin prostitución», ha dicho.

«Se debe tener claro que no debe verse la prostitución como algo normal y tolerable y explicar a los hombres que esa mujer no tiene relaciones consentidas con ellos sino que está siendo violada, maltratada y, por ello, la concienciación entre la población juvenil es crucial», ha subrayado la responsable del IMEX.

Contreras ha reconocido el trabajo que realizan asociaciones como APRAM y ha añadido que aunque desde el IMEX se viene trabajando desde hace tiempo con esta entidad y con Malvaluna, MZC y ADHEX no ha sido hasta hace seis meses cuando se consiguió regular una acreditación a víctimas de trata para poder acceder de esta forma a los derechos de prestaciones.

«Si algo tenemos claro en Extremadura es que seguimos trabajando para reforzar y poner a disposición recursos económicos, sociales, laborales, habitacionales y, por supuesto, psicológicos para atender a la mujer que logra salir de esa situación y prestarle todos los recursos para que deje de ser víctima y se convierta en superviviente» ha declarado Contreras.

La responsable del IMEX ha puesto como ejemplo de esos recursos que ayer mismo en Consejo de Gobierno se aprobaba la convocatoria de subvenciones destinadas a personas vulnerables para el acceso a vivienda, a través de la Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda, en la que se distingue de manera muy acertada, el acceso a las ayudas para el alquiler, a mujeres víctimas de violencia de género, víctimas de violencia sexual o mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Por último, la directora general del IMEX ha destacado la importancia del Proyecto de Ley Integral contra la Trata ya que pone el foco en tres aspectos fundamentales como la prevención, protección y persecución y ha indicado que la unión y la cooperación son claves para sacar adelante esa norma.

Las jornadas tienen como objetivo crear un recurso preventivo debido a la situación de vulnerabilidad y exclusión sufrida por estas mujeres. Además, se busca concienciar a la ciudadanía sobre las causas y la repercusión social de la trata ya que supone una manifestación de violencia que produce lesiones severas dejando secuelas profundas a nivel emocional en las víctimas.

En las jornadas se ha contado con la intervención de Marta de Prado García, profesional del ámbito psicológico, que ha presentado la «Guía de intervención psicológica con víctimas de trata». Además se ha procedido a la lectura del Manifiesto contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.



 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.